Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Presentación de nuevos miembros e hilos personales. ¡Actualiza aquí tu tratamiento!
Ari
Mensajes: 396
Registrado: 13 Sep 2016, 22:13

Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por Ari » 09 Jun 2019, 17:07


Hola, me tienen que empastar una muela donde ya tengo una amalgama, la pregunta es si debería retirarme previamente la amalgama con el protocolo especial, o se pueden mezclar empastes de amalgama con composites sin problemas.

El motivo del empaste es porque se me ha caído un trozo de muela no por caries.

Si tenemos algún dentista forero ;) agradecería su opinión .

Un abrazo
When the full history of ME is written one day....we will all be ashamed of ourselves

doraemon
Mensajes: 209
Registrado: 11 Dic 2016, 02:43

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por doraemon » 10 Jun 2019, 00:23


yo no soy dentista, he visto mezclas como las que dices

pero el problema es que en muchos casos (cuando los niveles de metales están altos en el análisis de pelo) esto (las amalgamas) agrava el espectro de sensibilización central

el mercurio hace un tapón de tóxicos, tóxicos de alimentos, del aire, de virus, otros metales, etc

así que no deberías enterrar la amalgama en composite, luego puede ser mas difícil retirarla limpiamente, y seria meter el instrumento a saco, en lugar de cortarla limpiamente

la gente se retira las amalgamas para poder quelar (no se debe quelar con amalgamas) y así expulsar los metales de los organos

muchas terapias de quelacion son peligrosas (EDTA intravenoso, clorella, cilantro), lo único seguro es el método de cutler, yo lo hice dos años sin ningún síntoma negativo

JRipoll
Mensajes: 282
Registrado: 13 Nov 2017, 10:01

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por JRipoll » 13 Jun 2019, 22:37


Yo tampoco soy dentista pero los casos que sé, en mi familia, yo de momento no me he hecho niguna, no parchean, ni tapan lo que haya, sino que retiran totalmente lo que quede de la anterior.
También tengo entendido que ninguno de los composites se adhiere tan bien como la amalgama y hay que preparar la superficie del diente, y para complicarlo más los hay de varios tipos, y con una preparación diferente.

Sobre los efectos de ese Ziklon-B (y pido perdón por mi humor negro) que supuestamente se desprende al retirar una amalgama, si te interesa mi opinión, fundamentada, aunque sería algo tocho dar las explicaciones con detalle, son en la mayoría, por qué no decirlo claramente, mentira.
Las propiedades físicas de una aleación (que es lo que son las amalgamas, aleaciones metálicas, con la única diferencia que se verifican "en frío" gracias a que el mercurio es el único metal líquido a la temperatura ambiente) no son iguales que las de sus componentes. La red tridimensional de una aleación bien proporcionada "obliga" a los átomos que la forman a "quedarse donde les toca" y no les deja mucha libertad, esa es la razón, por ejemplo, de que se consigan aleaciones de hierro que son inoxidables durante años, cuando el hierro es un metal que no dura más que unos días sin oxidarse a la intemperie. Algo así pasa con el mercurio de las amalgamas, no puede evaporarse porque está "sujeto" a la red de la aleación.

La mayor exposición a vapor de mercurio se da durante la preparación y los primeros min utos cuando te la ponen, ya que gradualmente el mercurio y la plata se van ordenando, al principio rápidamente, al dentista no se puede embobar poniéndola porque se endurece. Yo he amalgamado oro para purificarlo (experimentos de friki) y fragua en minutos.
Los vídeos que enseñan "el humo tóxico que exhalan los empastes" "olvidan" el bruñido, un tratamiento final que sirve para que la superficie, cuyos átomos están en un solo plano en vez de en tres como el resto de la masa también sea estable y no haya corrosión a partir de un defecto en la malla. Siempre cabe la posibilidad que hayas dado con un chapucero, que no haya mezclado bien la amalgama o no haya bruñido bien, sobre todo los rincones en piezas grandes, pero en ese caso cuando te des cuenta de que hay que cambiarla ya te habrás "fumado" todo el mercurio que se haya escapado de la aleación. En todo caso en la remoción lo que quitan sigue siendo aleación, y sus partículas son aleación, no mercurio, pero por si los dentistas ya no tenían fama de gustarles el dinero, los menos escrupulosos aún se han visto el culo con el cuento de las amalgamas asesinas.

Esta misma mañana he visto en un grupo de facebook de "Afectados mercurio amalgamas", se llama así, dos análisis de pelo de la misma persona con poca diferencia de tiempo, con resultados no ya algo diferentes sino casi contrarios, en uno con todos los metales tóxicos por debajo del mínimo pero el mercurio en un rango imposible (que por eso sospechó y lo repitió en otro lado) y el otro análisis con el mercurio indetectable y todos los demás altos.
Conclusión... la que cada cual quiera sacar, los comentarios son para renegar de la humanidad, uno no sabe ya si pensar mal de los estafadores o consolarse pensando que las víctimas en parte se lo merecen por ser tan cándidas y no sospechar que les están levantando la camisa.

Ah, el primer análisis, el del mercurio por las nubes es de la clínica del dr Mazzuca, lo digo porque alguien preguntaba por él.
Última edición por JRipoll el 14 Jun 2019, 11:52, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Sanat Kumara
Mensajes: 498
Registrado: 06 Nov 2010, 19:06

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por Sanat Kumara » 14 Jun 2019, 10:43


Mira @JRipoll deja de enmierdar el foro con mentiras y tergiversaciones.Que en la clinica de Mazzuka o la de Alborada se aprovechan de la desesperacion de los enfermos para cobrarles tres veces más de lo que se deberia ya lo sabemos todos y de que lo que importa en esta sociedad es la pasta tambien pero por lo menos en esas clinicas saben de estas enfermedades e incluso si tienes suerte y dan con la tecla puedes volver bastante mejor cosa que no te va a ocurrir en un hospital de la sanidad oficial sea publico o privado ya que la medicina oficial en general es mierda ademas de que a esos medicos tambien les importa la pasta tanto o mas que a los anteriormente citados.

Luego dices tonterias como que cuando te remueven las amalgamas las particulas siguen siendo aleación e imagino que las respiras,las "metabolizas" y cuando tu cuerpo las excreta por el sudor o las heces siguen estando aleadas ¡¡¡Y UN COJON!!!.

En este foro escribimos bastantes personas que hemos enfermado a causa del mercurio de las amalgamas (incluido el creador del foro que ha contado su historia varias veces en este mismo foro,buscala) por lo cual me parece una falta de respeto lo que dices ademas de que estas desviando de una probable mejoria o curacion a personas enfermas que nos pueden leer y que todavia no han establecido la conexión mercurio-enfermedad.Parece ser que te gusta cargar contra todo lo "no oficial",ya sea la homeopatia o la electrosernsibilidad.

El caso del presidente de mercuriados también te parece una magufada?

http://www.mercuriados.org/es/pag107

Testimonio de una afectada:

http://www.mercuriados.org/es/pag323

Igual te piensas que todo su historia es una invencion por que en el fondo es un narcisiasta al que le gusta llamar la atencion y salir en los medios,o quizas no le gusta mucho trabajar y se inventó esa historia para cobrar una paguita por el morro,y es que como todos sabemos es facilicisimo conseguir una incapacidad por SFC o SQM.

O la historia de Jaro Pleva (uno de los mayores especialistas en corrosion de metales del mundo) cuyos padecimientos comenzaron cuando se le crearon corrientes galvanicas en la boca (por cierto que yo caí enfermo cuando me colocaron un aparato de ortodoncia encima de mis corroidas amalgamas cosa que segun tu teoria deberia ser imposible-y en aquella epoca yo ignoraba que esos empastes plateados llevasen mercurio,lo digo por si me sales con el comodin del efecto placebo-nocebo por leer magufadas mercuriales por internet).Te enlazo su historia y una web con varios articulos suyos:

http://www.conem.org/people/plevabio/

http://www.dolor-pain.com/forodeterapia ... as068.html

Sobre los analisis de pelo,aunque es cierto que pueden ser erroneos a veces por la razon que sea en general son bastante precisos y ademas te aseguro que no existe ninguna conexion dentistas biologicos-laboratorios de analisis de toxicos en el cabello.Yo me realicé un par hace bastantes años y ante la murga de familiares mios que me decian lo mismo que dices tu volvi a realizarmelo en dos laboratorios diferentes y por mi cuenta y con un intervalo de 3 meses y los resultados fueron casi los mismos,pero en fin,creete lo que quieras.Los escepticos de tu estilo retorceis la realidad para que encaje con vuestra concepcion del mundo.Lo he visto miles de veces.
Última edición por Sanat Kumara el 14 Jun 2019, 11:03, editado 1 vez en total.
"La concepción materialista de la historia no tiene valor. Decir que sólo los hechos económicos y la vida material determinan y dan carácter al mundo, es una idea primaria de estudiante. La historia no se explica sólo por intereses materiales."

Pío Baroja.

Avatar de Usuario
Sanat Kumara
Mensajes: 498
Registrado: 06 Nov 2010, 19:06

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por Sanat Kumara » 14 Jun 2019, 10:44


la historia de Jaro Pleva:




El Dr. Jaro Pleva era jefe de química y director de la
sección “ciencias de la corrosión” de la multibillionaria compañía Krona Steel Research Company Uddenholm AB
en Hayfors, Suecia.

Desde la época en que tenia 20 años en los años ’60, Pleva se hizo obturar todas sus piezas dentarias con amalgamas, excepto los dientes anteriores. En 1963 un puente de oro fue instalado en el lado derecho de su maxilar inferior para reemplazar 2 piezas extraídas. En 1976 una de las piezas de apoyo del puente necesitó tratamiento por caries. La perforación en dicha pieza fue temporalmente rellenada con amalgama a través de una perforación en la estructura de oro. El tratamiento final se pospuso por un año y luego se practicó un tratamiento de conducto a través de la misma perforación. De nuevo la perforación fue rellenada con amalgama. De este modo dentro del puente de oro el Dr. Pleva tenía metales disímiles combinados. Esta es la clase de condición destinada a crear enfermedades, pero él no lo sabia en ese momento. Esta información acerca de los dientes de Jaro Pleva es significativa porque este hombre llegó a ser un muy importante investigador científico acerca del daño que crean las amalgamas dentales en el cuerpo humano y en particular en el cerebro.

Su historia, entre otras, permitió al gobierno de Suecia finalmente al partir del 1 de enero de 1999, no permitir el uso de amalgamas en las clínicas dentales de Suecia.

Pleva obtuvo su doctorado en química y comenzó a trabajar como químico y físico especializándose en la ciencia de la corrosión de los metales.

Veinte años después del episodio del puente de oro y su contacto con la amalgama, comenzó a descubrir importante información acerca del carácter venenoso del mercurio de las amalgamas y cómo se convierte en agente causal responsable de una alta cantidad de enfermedades en los países industrializados. El Dr. Pleva realizó conferencias y charlas entre sus colegas acerca de este tóxico metal y cómo escapa de la superficie de las amalgamas en proceso de corrosión en forma de vapor de mercurio.

El mercurio comienza a invadir todos los tejidos corporales y también el cerebro de más de 2500 millones de personas en todo el mundo, que poseen amalgamas de mercurio. Como jefe de química y especialista en corrosión de la Krona Steel Research Company comenzó a utilizar las técnicas más avanzadas del mundo en sus propios laboratorios estudiando amalgamas extraídas de su boca y de muchos otros pacientes. Todas las amalgamas estaban fuertemente corroídas. Toda esta información científica está documentada a fondo, echando por tierra la pretendida aseveración de la ADA (American Dental Asociation ) que dice y asegura (sin pruebas científicas) que la amalgama es estable.

El Dr. Pleva demostró los peligros de las obturaciones de amalgamas analizando primero sus propios problemas de salud y luego analizando a otros.

Historia de las enfermedades experimentadas por el Dr. Pleva.

Comenzando a fines de los años ’60 después de haber sido sometido a su primer tratamiento con amalgamas dentales, el Dr. Pleva comenzó a experimentar alteraciones corporales en forma de estrés y ocasionales jaquecas. Estas jaquecas eran en su mayor parte desencadenadas por cambios climáticos, especialmente baja presión atmosférica. Él relacionó estas sensaciones de estrés con sus ambiciones personales y a una falta de equilibrio entre el trabajo de oficina y la actividad física. El Dr. Pleva concluyó que estaba trabajando demasiado. Unos pocos meses después de su implante final en 1977 cuando la pieza dentaria del puente de oro fue rellenada con amalgama, el Dr. Pleva se sorprendió al ser atacado con síntomas potentes e inexplicables. Comenzó a despertar en la noche en un estado de ansiedad extrema y un ritmo cardiaco muy irregular. Cada vez que esto ocurría y durante algunos minutos el pensaba que aquellos eran los últimos minutos de su vida. Él estaba constantemente en un estado de indescriptible cansancio, estrés, depresión emocional y ansiedad. Realizar tareas simples, reuniones de conversación, tratar de ser sociable y aún pensar con claridad, requerían para él un gran esfuerzo.

Durante consultas con médicos acerca de estos síntomas, su principal preocupación era el ritmo cardiaco irregular puesto que esto era algo tangible y físico que podía medirse. Fue examinado para descubrir la causa de esta arritmia cardiaca pero no se llegó a ninguna conclusión. El resultado de múltiples exámenes demostraban una condición normal excepto por un ligero aumento del colesterol. Estos resultados eran anotados en la ficha médica señalando que el paciente “imagina sus problemas”. Resumiendo el Dr. Pleva fue etiquetado por los profesionales médicos como un paciente con “enfermedades psicosomáticas”. Ellos estaban convencidos que todo estaba “en su cabeza”. (Ver: "It's all in your head". Libro del Dr. Hal Huggins)

Para cooperar, el Dr. Pleva les decía que había amalgama en su puente de oro. Como experto en corrosión él estaba seguro de este deterioro puesto que pocos meses después de dicho implante la amalgama estaba negra y rugosa (signos claros de corrosión y disolución de la amalgama). Ningún médico examinó su boca ni mostraron el menor interés en este factor.

Comenzaron a aparecer otros problemas como por ejemplo un problema ocular que lo obligó a visitar un oftalmólogo el cual al examinarlo descubrió hipertensión y sangramiento de la retina ocular, pero no le indicó ningún tratamiento. Sin embargo lo derivó a un médico general para tratar la hipertensión, este a su vez le recetó medicamentos para esta condición. Sin embargo para el Dr. Pleva nada cambió.

Unos pocos meses después, fuertes dolores en el pecho lo forzaron a buscar atención médica de nuevo. El Dr. Pleva fue sometido a distintos tests médicos, incluyendo un electrocardiograma (ECG) llevado a cabo en reposo y en ejercicio. Pero este ECG mostró una condición cardiaca normal.
El sistema gastrointestinal fue observado radiográfica y clínicamente durante un día completo, a pesar de lo cual no se llegó a ningún diagnostico.
Análisis de mercurio en la sangre y orina, llevados a cabo solo por un deseo expreso del Dr Pleva, aunque mostraron un ligero aumento, estaban por debajo de los limites peligrosos establecidos según normas industriales.
Nada parecía indicar que él estaba siendo dañado en su salud por este veneno implantado en su boca.

El Dr. Pleva pasa por alto sus conocimientos científicos personales

Repetidamente al Dr. Pleva se le ofreció una “proyección diagnóstica” de parte de los médicos estableciendo que todos sus síntomas provenían del estrés del trabajo y/o relaciones familiares difíciles. Esta conjetura no podía tomarla seriamente puesto que era evidente para él que su trabajo no era estresante y que su vida familiar era realmente placentera. Por lo tanto el doctor Pleva reevaluó sus problemas de salud desde un punto de vista estrictamente científico, centrando de nuevo su atención en sus obturaciones de amalgama. Él se dio cuenta que la superficie de la obturación de amalgama (de un tamaño aproximado de 4mm x 4mm totalizando 16 mm cuadrado) dentro del puente de oro (cuya superficie era de 670mm cuadrados) rápidamente se torno negra y rugosa. Como experto en corrosión él sabia perfectamente que esta pequeña área se había convertido en una “célula galvánica” donde el noble oro actuaba como cátodo y la tóxica amalgama como ánodo. Esto significaba que el ánodo/amalgama estaba disolviéndose iónicamente. Sin embargo y por mucho tiempo el doctor Pleva puso en duda sus propios conocimientos científicos y decidió que dicho proceso de corrosión no podría resultar en cantidades peligrosas de mercurio dado que estos dentistas con formación universitaria en dos oportunidades no habían mostrado la menor duda en poner amalgamas en contacto directo con oro. Esta autoimposición de ignorar la verdad que estaba en sus conocimientos científicos sólo contribuyó a mantener y a agravar sus problemas físicos y mentales: Fatiga crónica devastadora, tendencia a dormir hasta el grado de narcolepsia, depresión y ansiedad siempre presente, dolor en el pecho, visión borrosa, dolores de cabeza, mareos, dolores articulares, sensación de “pinchazos con agujas” en ambas axilas y en ambas ingles, un extraño tironeo del maxilar inferior hacia su clavícula, debilidad muscular erupciones eczematosas en la piel, encías sangrantes, gusto metálico en la boca, formación de un anillo alrededor de su córnea llamado “arcus senilis” y más, mucho más.

Un severo sufrimiento por otros dieciocho meses sin tener a la vista ninguna salida. Finalmente el Dr. Pleva escogió el camino que ahora parece evidente. Él estudió en serio el envenenamiento mercurial, visitó bibliotecas médicas y estudió libros de toxicología y patología en los cuales él descubrió sus síntomas claramente conectados a una intoxicación mercurial crónica, proveniente de sus piezas dentarias con obturaciones de amalgamas.
El siguiente paso vital que él tomó fue consultar a un dentista holístico y pedirle que removiera la amalgama dentro del puente de oro y la reemplazara por composite (resina con cuarzo). Después de tres semanas se hizo evidente que esta acción lo estaba llevando en la dirección correcta, quedó en evidencia que él estaba siendo envenenado por mercurio. Las sensaciones de pinchazos en ambas axilas e ingles y el eczema desaparecieron primero. Luego muchos de los síntomas subjetivos más fuertes comenzaron a disminuir pero no todos ni completamente.

Alrededor de tres meses después del cambio de la amalgama en el puente de oro el doctor Pleva sufrió una parálisis en la mitad derecha de su rostro, su equilibrio también fue afectado. El doctor Pleva consultó varios médicos, y un diagnostico tentativo por parte de uno de ellos aseguraba que él tenía una rara enfermedad tropical. Por supuesto este diagnostico era falso. Un segundo médico diagnosticó la parálisis facial junto con el daño en el equilibrio corporal y en la audición como una manifestación de Herpes Zoster auditivo, este diagnóstico se basó en el descubrimiento de una pequeña erupción en la piel de la oreja derecha. De nuevo un diagnostico falso.

Finalmente al paciente le fueron removidas todas las amalgamas.

En el otoño de 1981 tres años después de la remoción de la célula galvánica oro/amalgama un gran número de síntomas aún permanecía, tales como: fatiga crónica, dolores musculares, dolores articulares, dificultades respiratorias y ansiedad mental y/o emocional. Consecuentemente el doctor Pleva retornó a los libros y estudio la literatura acerca de las amalgamas dentales con profundidad. Su conocimiento de los mecanismos de inestabilidad y corrosión de los metales y las aleaciones lo llevaron a la decisión final de removerse todas las amalgamas. Esto fue hecho durante el verano de 1982. Inmediatamente después del primer reemplazo por sustitutos, los síntomas del paciente mejoraron al punto de desaparecer. Por ejemplo cuando las obturaciones de amalgamas opuestas al puente de oro fueron removidas, todas las jaquecas desaparecieron en forma permanente. Luego su fatiga crónica desapareció y un resurgimiento energético retornó tan abruptamente que el Dr. Pleva se encontró a sí mismo necesitando tan sólo 6 horas de sueño en lugar de sus ya habituales 12 hrs. Casi simultáneamente con la remoción de 2 obturaciones de amalgama en el maxilar inferior el doloroso tironeo y tensión de la mandíbula hacia la clavícula desapareció completamente.

Cuando todas las obturaciones de amalgamas fueron removidas y substituidas por composite todos y cada uno de los síntomas físicos tales como dolores articulares, dolor en el pecho, encías sangrantes, parálisis, crisis asmática, problemas oculares debido al arcus senilis, y otros, desaparecieron. Sus dificultades mentales y emocionales incluyendo la depresión y ansiedad llegaron a su fin.

Algunos síntomas que él pensó eran el resultado de otras causas fuera de la toxicidad mercurial, también desaparecieron, especialmente el dolor de espalda el cual el lo relacionaba al trabajo de oficina y a su gran estatura. También los dolores bajo las costillas los cuales según los médicos eran remanentes de una infección hepática ocurrida 20 años antes se terminaron. En diciembre de 1982 el paciente descubrió que pequeñas vesículas y exfoliación de la piel en la planta de un pie y en la palma de sus manos ya no ocurrían más.

La sensación de bienestar que sintió fue tremenda dice el Dr. Pleva. La mejora en su salud no podría ser relacionada con ningún factor de su medio ambiente inmediato tales como el trabajo, hogar, relaciones personales o dieta, puesto que estas permanecieron sin cambios. La desaparición de los síntomas del Dr. Pleva caen dentro del periodo de remoción de sus amalgamas. El mercurio desapareció de su cavidad bucal al igual que todos los síntomas de sus enfermedades. El Dr. Pleva recuperó una sensación de calma y paz, así como la capacidad de apreciar aromas, detalles y gradaciones de su medio ambiente, algo que él no había sido capaz de hacer durante 25 años o más, durante los cuales tenía amalgamas en su boca. Hoy (año 2000) a la edad de 55 años Haro Pleva no acepta más que síntomas relacionados con la edad tales como cansancio crónico, jaquecas o dolores en muchas partes del cuerpo formen parte de la vida diaria. Un pre requisito esencial para mantener la buena salud es que las aleaciones de amalgamas en corrosión que generan galvanismo oral liberando metales pesados altamente tóxicos, incluyendo el mercurio deben ser removidos de la cavidad bucal.
"La concepción materialista de la historia no tiene valor. Decir que sólo los hechos económicos y la vida material determinan y dan carácter al mundo, es una idea primaria de estudiante. La historia no se explica sólo por intereses materiales."

Pío Baroja.

Avatar de Usuario
Sanat Kumara
Mensajes: 498
Registrado: 06 Nov 2010, 19:06

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por Sanat Kumara » 14 Jun 2019, 11:00


Y aquí la historia del químico alemán Alfred Stock :

http://sinamalgamas.blogspot.com/2013/0 ... curio.html

La peligrosidad del vapor de mercurio, por Alfred Stock (1926)
El siguiente artículo fue escrito por el químico alemán Alfred Stock en 1926 y publicado en la revista de química Zeitschrift fur Angewandte Chemie (ver aquí). Lo escribió tras darse cuenta de que había estado intoxicándose con vapores de mercurio en su laboratorio, junto a su equipo de trabajo. Fue el primero de una serie de artículos dedicados al mercurio.

Es de las mejores descripciones que he leído sobre la intoxicación crónica por vapores de mercurio y además ya entonces alertó sobre los peligros de las amalgamas dentales, dando lugar a nuevas investigaciones que acabaron con el abandono de las amalgamas de cobre y con la idea de que la amalgama de plata debería ser abandonada una vez se encontrasen materiales alternativos. Por todo ello decidí que merecía la pena traducirlo al español.

La peligrosidad del vapor de mercurio
Por Alfred Stock, Berlin-Dahlem
Instituto de Química Kaiser-Guillermo
(9 de Febrero, 1926)

Cuando tomo la decisión de hablar sin vacilar a un amplio círculo acerca de mis problemas personales, que ordinariamente no serían del interés de los demás ni dignos de publicación, estoy movido por el intenso deseo de alertar empáticamente a todos aquellos que tienen que tratar con mercurio metálico acerca de los peligros de este metal inestable, y para salvarles de las horribles experiencias que han echado a perder buena parte de mi vida. Hoy puedo hablar libremente acerca de ellas porque afortunadamente han acabado y quedan tras de mi a suficiente distancia.

El insidioso horror del mercurio no es suficientemente bien conocido y se toma muy poco en cuenta en los lugares donde uno está especialmente amenazado por él, en laboratorios químicos y físicos.

Durante los últimos 25 años he sufrido males, que al principio surgían sólo ocasionalmente, después fueron gradualmente empeorando y empeorando, y finalmente aumentaron a proporciones insoportables, por lo que desesperanzadamente dudé de mi capacidad para continuar trabajando científicamente. La causa no fue entendida ni por mi ni por muchos excepcionales médicos. Ellos pensaron que era posible que la causa pudiera encontrarse en la constitución especialmente estrecha de mis vías nasales y en una inusual irritabilidad de la mucosa nasal. Debido a esto, pasé décadas de tratamientos de la nariz con cauterizaciones, quemados, masajes, electrificación, y sangrientas operaciones. Sin éxito. Hace dos años –unos pocos de mis colegas cayeron enfermos con síntomas similares– fue descubierto accidentalmente que tenía que ver con un envenamiento insidioso por vapor de mercurio. En mis trabajos químicos, que conllevan pruebas con sustancias volátiles por el "método de vacío" -que usa tubos, bombas, manómetros, y válvulas de mercurio-(1), he estado en contacto constante con mercurio durante 25 años.

Hoy no hay ninguna duda acerca del diagnóstico porque todos mis síntomas, aunque no se fueron completamente, han disminuido más o menos (2), tras haber evitado inhalar vapores de mercurio durante los últimos dos años sin el uso de otros métodos de curación.

Primero describiré los síntomas como se desarrollaron en mi a lo largo del tiempo. Son idénticos en cada detalle a un envenenamiento insidioso por mercurio. Fui capaz de convencerme a mi mismo de esto a través de mis colegas y otros compañeros que sufrieron y aún sufren de envenenamiento por vapor de mercurio. Algunos de ellos se ve que no son conscientes del origen de sus dificultades. Muchos síntomas relevantes han sido, hasta ahora, descritos insuficientemente. En cualquier caso, el envenenamiento insidioso por vapor de mercurio no ha recibido la atención que merece.

En mi caso, la situación empezó con leves dolores de cabeza intermitentes y una ligera somnolencia, que aumentó gradualmente a lo largo de los años a una constante inquietud y nerviosismo. La presión en la cabeza deterioró la capacidad para pensar. Empeoró y finalmente se volvió un molesto y casi ininterrumpido dolor de cabeza (se siente principalmente sobre los ojos). Tuve un fuerte vértigo, que estuvo ocasionalmente conectado con alteraciones visuales (visión borrosa y doble). Pronto las vías respiratorias superiores también estuvieron afectadas. Esto empezó con un leve resfriado pasajero. A eso le siguió una congestión nasal constante, que después fueron serias infecciones de nariz, garganta y senos nasales. Estas fueron sucedidas, una por una, casi sin interrupción por descarga de mucosas y costras, frecuentes dolores de garganta y dolores de oido junto con pérdida de audición y de olfato (se mantuvo algo de sentido del olfato; por ejemplo ácido ciánico). Había disgusto por el humo del tabaco. Durante los últimos años anteriores al reconocimiento del envenenamiento, hubo signos añadidos: un fuerte flujo de saliva, un gusto amargo, insípido en la boca, infecciones en los ojos y la mucosa oral. Hubo unas pocas ampollas, áreas sensibles e irritación en la lengua, el paladar, las encías y dentro de los labios y las carrillos. Hubo enrojecimiento de las encías y leve sangrado mientras cepillaba los dientes. Hubo dolor de muelas, retroceso de las encías, formación de bolsas y aflojamiento temporal de las encías. Sólo se revelaron los signos en la boca y en los dientes (en parte sólo alcanzaron su pico meses después del reconocimiento del envenamiento) porque, desde mi juventud, he estado tomando un especial cuidado de mis dientes (entre otras cosas todas las noches me enjuagaba con 1 y 0.5% de una solución de peróxido de hidrógeno y bicarbonato sódico). Si este no hubiese sido el caso, posiblemente podría haberme dado cuenta de la causa de mis problemas a través de infecciones en la boca.

Otros signos fueron: cansancio mental y agotamiento, pérdida de inclinación e incapacidad para hacer cualquier trabajo, particularmente mental, y una mayor necesidad de dormir. Había temblores en los dedos y también algunas veces en los párpados. Hubo dolor en varias localizaciones del cuerpo, desgarramiento en la espalda y en las extremidades y presión en el area del hígado. A veces, hubo molestias estomacales e intestinales, pérdida de apetito, presión en la vejiga, episodios aislados de diarrea, que ocurrieron sin otra posible causa. Hubo repentinas erupciones cutáneas, por ej. en la parte interna de los brazos y los muslos.

El signo acompañante más deprimente relacionado con el trabajo mental fue la disminución de la memoria. Mi memoria que previamente había sido excelente, se fue yendo más y más de lo deseado y se volvió peor y peor hasta que, hace dos años, sufrí una pérdida de memoria casi completa.

Sólo con la ayuda de extensas notas y un gran esfuerzo pude armar un artículo científico o dar una conferencia. Olvidé un número de teléfono en el camino de la guía telefónica hasta el teléfono. Me olvidé de todo lo que una vez había aprendido de memoria. Olvidaba el contenido del libro o de la obra de teatro que acababa de leer o ver, así como de mi propio trabajo, que había sido publicado. Era imposible para mí recordar números y nombres. A menudo, olvidé incluso los nombres de buenos conocidos. Específicamente, perdí la capacidad para la aritmética y el cálculo matemático. También mi capacidad para jugar al ajedrez sufrió. El deterioro de la memoria, especialmente la de las personas y el empeoramiento de la capacidad para hacer aritmética, parecen ser signos peculiares del envenenamiento insidioso por vapor de mercurio. Esto se manifestó de forma evidente en mis compañeros de trabajo y otras personas a quien llegué a conocer que habían estado bajo la influencia de mercurio durante un periodo largo de tiempo. Poco después de que todos en el laboratorio habíamos encontrado lo que estaba mal en nosotros, nos sentamos juntos para poner sobre el papel una pieza completa de trabajo en la que teníamos que hacer un montón de matemáticas. Ninguno de nosotros fue capaz de sumar columnas de diez a veinte números de varios dígitos sin cometer errores.

Mientras que mi capacidad física, por ej. el montañismo, no parece haberse debilitado, la capacidad de trabajar mentalmente ha sufrido un poco, aunque no de una forma tan devastadora como había sido el caso con la memoria. Sumado a ello estuvieron la depresión, y una inquietud interior molesta, que más tarde también causó sueño inquieto. Siendo por naturaleza sociable y cariñoso, me volví retraído, malhumorado, alejándome de lo público, estando lejos de la gente y de la actividad social, y desaprendí la diversión en el arte y la naturaleza. El humor se volvió oxidado. Los obstáculos que antes habría pasado por alto sonriendo (y que vuelvo a ver hoy de nuevo), me parecían insuperables. El trabajo científico me causaba un gran esfuerzo. Me obligué a mi mismo a ir al laboratorio sin ser capaz de conseguir algo útil a pesar de todos los esfuerzos. El pensamiento se volvió trabajoso y pedante. Tuve que negarme a trabajar en soluciones a preguntas que se encontraran más allá del alcance de mi mano. Las conferencias, que solían ser un placer, se convirtieron en una tortura. Los preparativos para una conferencia, la redacción de una tesis, o simplemente una carta, eran causa de un esfuerzo interminable en dar estilo al material y luchar con el lenguaje. No sucedió pocas veces, que escribiera mal las palabras o faltaran letras. No era agradable ser consciente de estas deficiencias, no sabiendo su causa, no sabiendo la manera de eliminarlas, y tener el temor de que se produjera un deterioro aún mayor.

Todos los intentos por mejorar la situación fueron mal. Permanecer en las montañas durante muchas semanas no sirvió de nada. Me sentí casi tan mal como en Berlín. Los tratamientos y operaciones de nariz a veces produjeron una breve mejoría, sin embargo, nunca fue un alivio duradero. Fue peculiar que todas las dificultades mentales desaparecieron durante unas horas cuando el médico trató ciertas áreas de la mucosa de la nariz superior con cocaína. Cuando la parte derecha fue tratada, el dolor de cabeza y el vértigo desaparecieron, a veces en unos pocos minutos; la memoria, la inclinación al trabajo, y el buen humor reaparecieron, pero, por desgracia, sólo como invitados fugaces. A veces he hecho uso de esta posibilidad antes de una conferencia, una reunión importante, etc.

Como ya se ha indicado, mis colegas en el laboratorio, mis ayudantes, los estudiantes de doctorado y las trabajadoras del laboratorio ya habían sufrido durante un tiempo de todo tipo de problemas: Cansancio sin causa reconocible, empeoramiento de la memoria, dolores de cabeza leves y somnolencia, trastornos digestivos ocasionales, dolores en las extremidades, leves inflamaciones en la boca, resfriados nasales (secreción nasal), sinusitis, etc. Las dificultades se expresaron de manera diferente de persona a persona, por lo que salieron a la luz principalmente en las zonas de menor resistencia. Todos ellos mostraron fatiga y una disminución en la capacidad para realizar tareas mentales (trabajo). Pero nadie tenía la idea de que la causa de ello podría ser la misma para todos nosotros. Sólo la convergencia de varias circunstancias afortunadas / desafortunadas finalmente nos abrieron los ojos.

En 1921, fuera de presupuesto, habíamos apagado el mucho más caro sistema de ventilación eléctrico del Instituto de Química Kaiser-Wilhelm. Desde mediados de 1923, dos de mis colegas, un asistente y un invitado español, estaban trabajando en medidas de densidad de gases, que requerían mantener una temperatura constante, y por esta razón si era posible se mantenían las ventanas y las puertas cerradas. El trabajo tenía que ser hecho en la primavera de 1924 porque mi asistente quería ir a la industria, y el colega español quería volver a casa. El trabajo se realizó a toda prisa, por lo que nuestra ordinariamente escrupulosa limpieza sufrió en todas las habitaciones. No se prestó atención al mercurio derramado, y gran parte de él se encontraba bajo trípodes, en grietas y rendijas entre los tablones del suelo y las mesas. Así, se dieron las condiciones, y en lugar del lento envenenamiento insidioso por mercurio, se hizo evidente el más fácilmente reconocible envenenamiento agudo por mercurio. El asistente cayó enfermo más gravemente, no sólo con dolores de cabeza, fatiga mental, etc, sino también con un fuerte deterioro corporal, con abscesos dentales y demás. Su hermano, un médico, sospechó que el conjunto de síntomas señalaba al envenenamiento por mercurio. El experimentado investigador de venenos L. Lewin (Louis Lewin, 1850-1929), a quien se consultó, comprobó a todo el personal de laboratorio y declaró que, basándose en su experiencia, estaba seguro de que todos nosotros estábamos sufriendo de envenenamiento por mercurio. De hecho, la prueba mostró (de acuerdo con el procedimiento descrito en la siguiente exposición) mercurio en el aire de las salas de trabajo, así como en la orina de todos los implicados. El contenido de mercurio en el aire de las habitaciones fue muy variado. Dependiendo de los resultados de cada muestra fueron de milésimas o centésimas de mg, es decir, sólo una pequeña fracción de lo que el aire saturado con vapor de mercurio puede acomodar. A temperatura ambiente, tomando una presión de saturación de mercurio de .001 mm como valor base, resultarían aproximadamente 12 mg por metro cúbico. Dado que el hombre respira aproximadamente 1/2 metro cúbico de aire por hora, y la inhalación de mercurio es aparentemente(3) retenida en su mayor parte en los pulmones, sería necesario un período de tiempo muy largo en aire saturado con mercurio antes de sufrir de envenenamiento agudo por mercurio. Sin embargo, transcurre bastante tiempo desde la inhalación de aire con mercurio hasta que el envenenamiento se haga obvio. Durante uno o más años los signos pueden estar limitados a fatiga y una lenta disminución del rendimiento mental y la memoria. Así, el ya mencionado colega español, por ejemplo, mostraba signos externos de inflamación de la cavidad oral sólo muy al final del año en el que estuvo en nuestro laboratorio. Los síntomas llegaron a su clímax meses después de que se hubiera ido, y después de haber cesado la influencia del mercurio. Se había dado cuenta de los efectos mentales mucho antes, sin poder explicar la causa. "Para mí, fue", dijo, "como que me estuve volviendo más y más tonto en Alemania". Y tuve que hacer observaciones similares con mis restantes compañeros de trabajo. Así pues, todos mis estudiantes de doctorado tuvieron dificultades para soportar los rigores de los exámenes de doctorado. Los estudiantes de doctorado y los asistentes se recuperaron después de unos pocos años, una vez dejaron el laboratorio sin ser conscientes del envenenamiento por mercurio. En cuanto a mí, los efectos de las pequeñas cantidades de mercurio aumentaron en el curso de las últimas décadas, como se describe en la siguiente narración.

Particularmente importante para la intoxicación insidiosa por mercurio es un notable ir y venir de los síntomas. Después de unos pocos días o semanas de un mayor bienestar, a veces de repente, viene un tiempo de enfermedad mayor. Esto también ocurre en forma de frecuentes recaídas durante el período de recuperación. Tan pronto como mi enfermedad había alcanzado su cima, había por regla uno o dos días tolerables. A continuación, el flujo de saliva, las secreciones nasales y la sinusitis, comenzando desde la nariz hasta la garganta y deslizándose hacia abajo hasta los bronquios, volvía a aumentar. Había inflamación en los dientes, mayor fatigabilidad y somnolencia, dolor de cabeza, a menudo también un molesto lagrimeo y diarrea. El dolor de cabeza, la somnolencia y la pérdida de memoria están conectados con la irritación de los nervios que conducen a la parte superior de la nariz, visto en el ya mencionado efecto de la aplicación de cocaína sobre la mucosa nasal.

Aparentemente hay muchas similitudes entre el envenenamiento insidioso por mercurio y el más conocido envenenamiento por plomo. El segundo se investiga más a fondo, ya que ocurre más a menudo en la industria. Este, también afecta principalmente al sistema nervioso y muestra el mismo patrón de aumento y disminución en el conjunto de síntomas (4). "Tras un período de salud el veneno puede de repente, sin causa, mostrar sus efectos de nuevo evocando un ataque de cólico de plomo u otros síntomas. Este fenómeno sólo puede ser explicado porque el veneno haya quedado retenido por un largo tiempo en un lugar del cuerpo al cual, de repente, la circulación tiene acceso de nuevo ... " (5). Según F. Schuetz y H. Bernhardt (6) el plomo se deposita preferiblemente en el bazo, en la vesícula biliar, y en el cerebro, y se excreta principalmente con la bilis, posiblemente también a través de la pared del colon. Los riñones, en este caso, están menos involucrados en el curso agudo y crónico del envenenamiento. El mercurio parece actuar de manera similar. Tras un año de cesar la exposición al mercurio, no se pudo detectar en mi orina a pesar del hecho de que todavía había señales muy fuertes de la enfermedad. La saliva, sin embargo, todavía contenía mercurio (7).

Tras haber reconocido la fuente de nuestra enfermedad, nuestra primera preocupación fue cómo protegernos del mercurio en el futuro. Lo primero, por supuesto, era eliminar cuidadosamente todo de las mesas, cajones, rendijas, grietas y juntas, y bajo áreas dañadas del suelo de linóleo, para lo cual un "limpiador de vacío" modificado nos sirvió bien (formado por una conexión de succión y una botella de succión con una larga manguera de goma frente a la cual se unió una boquilla de vidrio ensanchado tipo “quemador de corte”). Tuvimos el linóleo reparado. Todas las grietas en las mesas de trabajo fueron eliminadas. Las esquinas peligrosas entre suelos y la llamada maleza de moldeo fueron redondeadas (masilla, pintado con pintura de aceite) para que fueran más fácilmente accesibles para su limpieza. Allí donde quedaran trípodes durante un largo periodo de tiempo, las juntas entre el trípode y las superficies de la mesas fueron también cerradas con masilla. Todas las superficies abiertas de mercurio sobre cubetas, recipientes de manómetros, etc fueron cubiertos tan completamente como fuese posible con platos de cellón de corte ajustado. Evitamos comer en los locales de trabajo o guardar comida, y tomamos un especial cuidado en limpiarnos las manos (especialmente en lavarnos las uñas) después de manipular mercurio. También pusimos especial atención en que no cayera mercurio en bolsillos y pliegues de las batas de trabajo. Además prestamos toda nuestra atención a la ventilación de las salas de trabajo comprobando que funcionara con análisis del aire (Compare el siguiente memorando). Pronto se hizo evidente que la reinstalación de un fuerte sistema de ventilación (ventiladores muy fuertes en el ático aspiran el aire a través de campanas; el aire fresco entra por canales a través de aletas por encima de las puertas) no era suficiente para hacer que el aire estuviese libre de mercurio. La situación de nuestro laboratorio es inoportuna porque estamos trabajando particularmente con muchos aparatos de mercurio, donde hay superficies abiertas con mercurio y ocasionalmente su esparcimiento no es completamente evitable. Un factor añadido es que las salas de trabajo en el muy bien construido y amueblado Instituto de Química Kaiser-Wilhelm son tan amplias (varios cientos de metros cúbicos de espacio de aire), que el aire no es renovado con suficiente rapidez por el sistema de ventilación. En este aspecto las habitaciones más pequeñas pueden ser ventajosas porque naturalmente la misma ventilación funciona mejor, y causa una más rápida sustitución del aire (8). Una ventilación suficiente del aire, en este caso, como se vio después, se puede obtener sólo mediante la apertura constante de las ventanas y creando una corriente (regulada por la temperatura, velocidad del viento y dirección). Al mismo tiempo, el sistema de ventilación está funcionando. Debido a que descansa por la noche, el laboratorio está siendo suministrado con aire fresco a través de una apertura amplia de las ventanas. Esta medida se repite al mediodía. De este modo hemos tenido éxito en mantener el aire del laboratorio tan limpio que las trazas son detectables sólo en pequeñas cantidades, y podemos seguir trabajando con nuestros aparatos de mercurio sin temor a tener nuevos problemas de salud.

Cuando uno trata con mercurio debería prestar mucha atención a las pruebas y limpieza del aire. Uno debería controlar el flujo de aire en el espacio de trabajo (9) y proveer tanto aire fresco como sea posible. No hace falta decir que todo el trabajo con mercurio, si es posible, se debe realizar bajo campanas (10). Esa es la única forma que protegerse de daños con certeza. Estas precauciones son necesarias incluso si uno tiene que elegir entre el camino a través de la Escila del envenenamiento por mercurio y del Caribdis de un resfriado. De acuerdo a nuestras experiencias no se puede realizar una eliminación química del mercurio. Se había sugerido distribuir concentrado de azufre o polvo de zinc en el lugar de trabajo. También probamos con grandes banderas de papel metálico que se colgaban en largas filas desde el techo. Aunque el papel de estaño se amalgama rápidamente si lo pones en un recipiente cerrado cerca del mercurio, en este caso falló: El contenido de mercurio en el aire no disminuyó notablemente, una bandera de estaño (33 X 100 cm de área; pesa 57 g), que se había colgado durante 11 meses sobre un aparato de mercurio, se pesó después. Contenía sólo .005 mg de mercurio.

La recuperación del envenenamiento insidioso por mercurio, tras la eliminación de la fuente de veneno, ocurre muy lentamente. El profesor Lewin predijo esto, y la evolución de nuestro bienestar lo confirmó. El período de tiempo está visiblemente conectado con la duración de la intoxicación, y posiblemente también con la edad que tengas. Mis compañeros de trabajo que habían salido del laboratorio, afortunadamente, se deshicieron de sus problemas en el transcurso de 1-2 años y han recuperado totalmente la frescura en su capacidad de pensamiento y memoria. Sin embargo, incluso ellos tuvieron que sufrir por un largo tiempo de recaídas no sólo mentales, sino también de naturaleza física (en particular inflamación de la boca). Algunos asistentes y trabajadoras del laboratorio continuaron trabajando aquí donde, por desgracia, no pueden funcionar sin mercurio. Aún hoy, después de dos años, todavía están sufriendo las claramente visibles, aunque en constante disminución, secuelas de la intoxicación. En cuanto a mí, que estuve expuesto a las influencias dañinas durante más de 20 años, la recuperación al parecer está tomando más tiempo. Con todo, he recuperado la capacidad para trabajar. Tuve solo recaídas ocasionales (dolores de cabeza, somnolencia e inflamación leve en la boca). Teniendo en cuenta el curso de la recuperación hasta el momento, no me cabe duda, sin embargo, que mis últimos compañeros de trabajo y yo perderemos nuestros síntomas por completo. Parece que hay que contar con que toma años excretar de nuevo el mercurio que tardó años en acumularse en el cuerpo. En este sentido, el siguiente caso ha sido educativo para mí recientemente, al mismo tiempo que demuestra que es irrelevante para el curso del envenenamiento insidioso por mercurio si el veneno penetra en el cuerpo a través de los pulmones o a través de la piel (11).

Un asistente médico que había aplicado terapia con bálsamo de mercurio a sus pacientes cayó enfermo en 1905 con estos síntomas (cambios de humor, dolor de cabeza, vértigo), que gradualmente empeoraron (fatiga, dolor de cabeza insoportable, inflamación oral, aflojamiento y pérdida de los dientes, nariz que moquea constantemente, sinusitis, dolor de garganta, zumbido en los oídos, trastornos de audición y de visión). Sólo en 1911 fue reconocido como envenenamiento por mercurio. El hombre dejó de aplicar la terapia de bálsamo, pero todavía necesitó muchos años antes de perder sus síntomas. Después de 1914, cuando se fue a la guerra sufría de dolores de cabeza y somnolencia. Hoy, como de cincuenta y cinco años de edad, es de nuevo la imagen de la salud y se encuentra bastante joven.

Parece que una intoxicación por mercurio ya existente precondiciona una renovada sensibilidad especial ante una exposición a vapores de mercurio. Algunos de nosotros que, en nuestro trabajo, y también durante errores ocasionales con la ventilación, habíamos entrado en contacto de nuevo con más mercurio, advertimos esto pronto por la fuerte sintomatología tras las recaídas. Esto no es sorprendente, ya que, como el largo período de desarrollo de la enfermedad insidiosa muestra, se debe alcanzar un determinado valor límite antes de que aparezcan síntomas perceptibles. El valor límite ciertamente es rebasado durante un largo tiempo, incluso durante la recuperación, de modo que cada cantidad añadida de mercurio empeora tu bienestar al mismo tiempo.

Bajo las órdenes del médico tratamos de acelerar la recuperación de varias maneras a través del uso de diuréticos y eméticos, a través de baños calientes y del uso prolongado de pequeñas cantidades de yoduro de sodio. No me da la impresión de que la curación se acelerara particularmente. El yoduro tiene la reputación de llevar el metal a forma soluble desde compuestos insolubles de mercurio orgánico. Esta es la forma en la que probablemente el mercurio queda retenido en el cuerpo. En lo que a mí respecta, no hubo pruebas de que tras la adición de yoduro fuese excretada una cantidad significativamente mayor de mercurio. Ningún progreso se esperaba de los diuréticos, como ya se ha mencionado, ya que la excreción de mercurio en la orina había cesado por completo relativamente pronto. Las artes de sanación son tristemente deficientes en medicamentos que desintoxiquen el mercurio en el cuerpo (12).

El ejercicio al aire libre es aún más adecuado para hacer que los síntomas sean subjetivamente menos notables. Con leves dolores de cabeza y vértigo Novalgin ha demostrado que vale la pena como paliativo. En definitiva, hay que dejar tiempo para convertirse en maestro sobre este destructor de la paz. Para mí, incluso una estancia de cuatro semanas en las altas montañas y un viaje por mar a latitudes meridionales no trajo casi ningún progreso, (lo que normalmente ocurre con las personas no afectadas), aunque, naturalmente, la relajación mental ayudó a los nervios.

¿Por qué no fueron reconocidas nuestras enfermedades tan pronto como sufrimos de envenenamiento por mercurio? Muchas veces me he hecho esta pregunta, no sin autoacusaciones. Las primeras señales, que preceden a los signos orales de lento envenenamiento por mercurio, son poco conocidas por la profesión médica. (13) Se componen únicamente de fatiga, disminución de las habilidades de pensamiento y memoria, leves dolores de cabeza, somnolencia y diarrea ocasional rara. De la misma manera, era poco conocido hasta ahora que la nariz y las restantes vías respiratorias van siendo afectadas en forma de “nariz que moquea” y sinusitis. Pero estos síntomas exactamente aparecieron en mí y los médicos me trataron de manera equivocada, y han sido engañosos en otros casos que he llegado a conocer. Así, uno de mis asistentes fue tratado durante mucho tiempo de una infección en las fosas nasales antes de que saliera a la luz la verdadera causa. Por cierto, un juicio equilibrado de la mala situación se deteriora en quienes se ven afectados debido precisamente a la somnolencia existente: "Quem Mercurius vult perdere, dementat prius" [A quien quiere destruir Mercurio, primero le roba su mente!]

En este momento me gustaría advertir acerca de una fuente poco conocida de envenenamiento insidioso por mercurio: Son las amalgamas dentales. El profesor Lewin me sugirió una vez, cuando se dio cuenta de mi envenenamiento por mercurio, reemplazar todos los empastes de amalgama - de los cuales tenía un número considerable en mi boca desde la más temprana juventud - con otros empastes. Diciéndome esto, me recordó el caso de un colega universitario que estaba al borde del colapso mental y físico cuando la causa fue encontrada justo a tiempo. Fue encontrada en los numerosos empastes de amalgama derivados de la época en la que era joven. Después de su extracción, le siguió una lenta recuperación. (14)

Los dentistas solían preferir las amalgamas de cobre y cadmio y ahora utilizan a menudo las llamadas amalgamas de plata para empastes dentales debido a que estas amalgamas son fáciles de trabajar y llenan las cavidades bien. La amalgama de plata es superior a las amalgamas antes nombradas, que se corroen y se deterioran con el tiempo. Sin embargo, también liberan mercurio a temperatura ambiente como los siguientes ensayos (15) nos demuestran:

Encerramos muestras de amalgama de plata en un tubo de vidrio al vacío, que fue doblado (en el medio) en un ángulo de noventa grados con el fundido final cerrado. La pata horizontal del tubo con la pieza de amalgama se mantuvo caliente a 30-35 grados C; la otra pata sirviendo como receptáculo, fue enfriado con hielo o aire líquido. Luego medimos el mercurio que se había sublimado en el receptáculo en todos los casos.

I. Pieza de amalgama cuidadosamente hecha para este propósito por un dentista según el método de vanguardia a partir de polvo metálico y mercurio: 0.801 g. Encerrada por fusión en tubo de vidrio 24 horas después de su fabricación. Calentado (30-35 grados) durante 23 días. Receptáculo en hielo. Mercurio destilado = 11,2 mg
II. Igual que el anterior: 0.810 g. Se mantuvo durante tres semanas para hacer que su endurecimiento fuese tan completo como fuese posible. Sólo después de este periodo de tiempo fue encerrada por fusión en tubo de vidrio. Calentado (30-35 grados) durante 12 días. Receptáculo en aire líquido. Mercurio destilado = 15,3 mg
III. Pieza amalgama hecha con cuidado usando tan poco mercurio como fuese posible: 1,000 g. Como en II. Se mantuvo a la intemperie durante tres semanas. Calentado (30-35 grados) durante 9 días. Recipiente de hielo. Mercurio destilado = 8,2 mg
IV. Empaste de amalgama, que había estado en una pieza dental durante años y había caído: 0.894 g. Calentado (30-35 grados) durante 14 días. Receptáculo en aire líquido. Mercurio destilado = 29,4 mg


Sin duda, los empastes que fueron usados aquí en el laboratorio habrían permitido que el mercurio se evaporara también en la boca y haber suministrado el aire inhalado con una pequeña cantidad de mercurio, que a la larga tiene que ser perjudicial. Las viejas amalgamas de cobre y cadmio son probablemente aún más perjudiciales.

Durante algún tiempo, uno de mis compañeros de facultad había estado sufriendo de dolores de cabeza ocasionales y somnolencia cuya causa no podía explicar. Tras extraer sus viejos empastes de amalgama, que habían causado una leve infección cerca del diente en cuestión, sus síntomas desaparecieron gradualmente. Después de ser retirado el empaste se mostraba inestable y mezclado con gotas de mercurio, en todas partes.

La medicina dental debe prescindir por completo de la aplicación de la amalgama como medio para rellenar los dientes, o al menos, en la medida que sea posible. No hay duda de que muchas quejas tales como fatiga, debilidad de memoria, inflamación bucal, diarrea, falta de apetito, secreción nasal crónica y sinusitis a veces son causados por el mercurio que se ha dirigido al cuerpo desde los empastes de amalgama, tal vez sólo en pequeñas cantidades, pero constantemente. Los médicos deben dar a este hecho, la más seria atención. Entonces probablemente se pondrán de manifiesto que la frívola introducción de las amalgamas como dispositivo de empaste fue un pecado horrible contra la humanidad.

Los envenenamientos insidiosos por mercurio son ciertamente mucho más comunes de lo que generalmente se pensaba. Esto es particularmente cierto para los químicos y físicos que a menudo tienen que trabajar con él. El gran peligro aquí se nota demasiado poco, y la verdadera causa de los síntomas y la enfermedad a menudo no se reconoce. En la literatura no se encuentra casi nada sobre esto.(16) Desde el descubrimiento de nuestra desgracia me he enterado de cerca de una docena de casos de envenenamiento insidioso por mercurio, justo en el círculo de mis conocidos. Casi siempre tienen los mismos síntomas. A menudo, la causa correcta se perdió y por lo tanto el tratamiento correcto se perdió también. Un ejemplo importante es el de un colega extranjero que había estado trabajando con aparatos de mercurio durante mucho tiempo. Cuando me visitó y le pregunté si alguna vez había sufrido un envenenamiento por mercurio, decidídamente me dijo que no. Tras más preguntas sobre su estado de salud entonces admitió: "Me siento muy mal. Durante años he estado sufriendo de neurastenia y tuve que permanecer lejos del laboratorio de vez en cuando.". Los médicos habían intentado todo tipo de cosas con él. Lo habían tratado del estómago, los intestinos, enfermedad de la caja torácica con una dieta especial, etc. En realidad lo que había estado tratando sin duda fue la intoxicación por mercurio.

Una de las víctimas inadvertidas de envenenamiento por mercurio fue probablemente Faraday. En las últimas dos a tres décadas de su vida, que llegó a su fin casi a los ochenta años, estaba cada vez más preocupado por problemas de salud, lo que hizo su trabajo científico cada vez más difícil, y jugó un papel importante en sus cartas y en las descripciones de su vida. Fueron diagnosticados por los médicos como neurastenia y arteriosclerosis de inicio temprano. Sus síntomas consistían en, a veces, fatiga mental y física fuerte, "debilidad irritable", dolores de cabeza, vértigo, reuma y más que cualquier otra cosa, constante aumento de pérdida de memoria.(17)

Faraday, que se salvó de graves enfermedades físicas, fue incluso ya en la vejez un caminante fuerte y nadador. Pero evitó a la gente en el último tercio de su vida. El trabajo científico, incluyendo sus conferencias, continuó con interrupciones largas en la última década de su vida. Es conmovedor leer en las cartas del gran investigador, como iba a menudo a ver a su amigo médico para quejarse acerca de vértigo y dolor de cabeza, de que no podía recordar los nombres, de que estaba perdiendo las conexiones con sus colegas, de que se olvidó de su propio trabajo y notas, que estaba olvidando escribir cartas, y que ya no sabía nada de cómo escribir las palabras. "El órgano afectado es mi cabeza. El resultado es la pérdida de la memoria y la claridad y vértigo". Todos estos síntomas hacen más probable que Faraday sufriera de un envenenamiento insidioso por mercurio de los vapores utilizados en el laboratorio. Te hace temblar pensar cómo, con toda probabilidad, este rico intelecto podría haber sido liberado de este sufrimiento, y qué regalos le podría haber dado a la ciencia si la causa de su enfermedad pudiera haber sido reconocida y corregida.

Tal vez -el Profesor Jaensch (Marburg) trae esto a mi atención- la misteriosa enfermedad a la que sucumbió el matemático, físico y filósofo Blaise Pascal (1623-1661) cuando aún era joven, fue envenenamiento por mercurio. Pascal trabajó con mercurio en su investigación del bien conocido barómetro. Su padecimiento de dolores de cabeza constantes, vértigo, dolor de muelas, pérdida de apetito y cólicos de larga duración, completan el cuadro de un lento y avanzado envenenamiento por mercurio.

No cabe duda de que el mercurio, cuyo uso por desgracia no puede ser eliminado en la investigación, ha hecho gran daño a la ciencia en el pasado, como todavía lo hace hoy en día reduciendo la producción de más de un investigador. Que este aviso de hoy en día nos ayude a prestar más atención y evitar los peligros de este insidioso metal.
"La concepción materialista de la historia no tiene valor. Decir que sólo los hechos económicos y la vida material determinan y dan carácter al mundo, es una idea primaria de estudiante. La historia no se explica sólo por intereses materiales."

Pío Baroja.

JRipoll
Mensajes: 282
Registrado: 13 Nov 2017, 10:01

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por JRipoll » 14 Jun 2019, 11:44


Hola @Sanat Kumara, me vas a perdonar pero no voy a tolerarte que me escribas de la forma como lo has hecho.
He contestado a la duda de Ari con lo que yo sé, que no es mucho, y de hecho, he esperado un par de días para ver si alguien más comentaba con más conocimiento antes de hacerlo yo.
Sobre la parrafada que me has escrito, lo siento mucho pero no he pasado de la primera frase, así que me voy a quedar sin saber qué explicas, porque además lo reportado a moderación por faltas de respeto.
Mira @JRipoll deja de enmierdar el foro con mentiras y tergiversaciones
Yo no vengo aquí a enmierdar nada, intento debatir. Incluso he defendido a un miembro que ha acabado siendo bloqueado por "magufo", porque en su momento estaba convencido que venía de buena fe.
Te voy a pedir que leas y entiendas lo que te escribo a continuación:

Entro aquí a menudo sólo para leer, y sólo escribo cuando tengo además de fuerza y ánimos, que no pasa siempre, algo que decir. Esto significa que en el 99% de casos no comento, porque estoy de acuerdo, o porque la información a mí no me concierne, o simplemente porque no conozco el tema que se trata.
Yo no tengo todas las respuestas, pero sí tengo un poco de criterio y me informo antes de opinar.
Piensa también que yo no tengo la culpa de tus circunstancias, y que por mucho que me pueda poner en tu lugar, porque seguramente estamos más o menos igual, lo de servir de saco de gimnasio va un poco más allá que lo que estoy dispuesto a entender.
Piénsatelo, yo no querría forzar a nadie a tomar medidas drásticas, pero si vuelves a insultarme o faltarme al respeto volveré a reportarte y esta vez ya no te contestaré.

Avatar de Usuario
Náufrago
Moderador
Mensajes: 1749
Registrado: 04 Feb 2010, 22:37

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por Náufrago » 14 Jun 2019, 18:56


Buenas chicos,

@JRipoll , bien reportado. Es lo que hay que hacer en estos casos.

@Sanat Kumara , intentemos mantener las formas, ¿Va?, no es necesario dejarse llevar por los impulsos y utilizar ese lenguaje.

Que estamos tod@s muy jod..., venga chicos! Un poquito más de amor ( :corazones: ) y menos guerra ( :ud: ), que bastante tenemos ya como para pelearnos entre nosotros.

Un abrazo!
DONAR al proyecto de Open Medicine Foundation (OMF)
End ME/CFS Project de Ron Davis con PayPal: https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?c ... H3E43LUP4G
---------------------------------------------------------
#NoalaGuíaINSS #MaltratoINSStitucional

Ari
Mensajes: 396
Registrado: 13 Sep 2016, 22:13

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por Ari » 14 Jun 2019, 21:03


Náufrago escribió:
14 Jun 2019, 18:56


Que estamos tod@s muy jod..., venga chicos! Un poquito más de amor ( :corazones: ) y menos guerra ( :ud: ), que bastante tenemos ya como para pelearnos entre nosotros.

Un abrazo!
No puedo estar más de acuerdo Náufrago.

Os agradezco a todos las respuestas .

:corazones:
When the full history of ME is written one day....we will all be ashamed of ourselves

Avatar de Usuario
Sanat Kumara
Mensajes: 498
Registrado: 06 Nov 2010, 19:06

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por Sanat Kumara » 16 Jun 2019, 12:35


Hola @Náufrago.

Aunque mi mensaje haya sido agresivo creo que no he insultado a JRipoll como para que se me reporte mientras que el a la chita callando y de forma muy educada si que nos insulta a todos los "mercuriados".

JRipoll escribió:
13 Jun 2019, 22:37


Esta misma mañana he visto en un grupo de facebook de "Afectados mercurio amalgamas", se llama así, dos análisis de pelo de la misma persona con poca diferencia de tiempo, con resultados no ya algo diferentes sino casi contrarios, en uno con todos los metales tóxicos por debajo del mínimo pero el mercurio en un rango imposible (que por eso sospechó y lo repitió en otro lado) y el otro análisis con el mercurio indetectable y todos los demás altos.
Conclusión... la que cada cual quiera sacar, los comentarios son para renegar de la humanidad, uno no sabe ya si pensar mal de los estafadores o consolarse pensando que las víctimas en parte se lo merecen por ser tan cándidas y no sospechar que les están levantando la camisa.

Yo soy uno de los co-creadores (por llamarlo de alguna manera) de ese grupo de facebook en el cual se esta ayudando a mucha gente que lo esta pasando muy mal a causa del mercurio de las amalgamas.Varias personas que escribian en el grupo han mejorado siguiendo las indicaciones o los comentarios de las personas que anteriormente pasamos por ese mismo infierno y escribimos allí tambien.Una de esas personas a la cual conoci personalmente pasó en un par de años de perder su trabajo y estar postrada en una cama a estar ahora asintomatica y trabajando para una multinacional.Si hiubiera hecho caso a entorno medico y familiar habria acabado colgado de algun arbol del parque de su barrio.Esas analiticas que JRipoll desprecia le ayudaron a saber por donde tirar y que suplementos tomar y esos comentarios que segun JRipoll son para renegar de la humanidad le ayudaron bastante más que los comentariuos y las indicaciones de los medicuchos de turno.JRipoll toma la parte por el todo para desacreditar todo lo que se dice en ese grupo,algo muy tipico de los escepticos y que uno esperaría leer en el blog de un tipo como Luis Alfónso Gámez pero no en este foro.

Anteriormente cargó contra los electrosensibles y ahora carga contra los intoxicados por mercurio y los enfermos no tenemos por que tolerar algo asi.Anteriormente ya tuvimos a un psicopata llamado Emilio Monis que cargaba contra los enfermos mientras defendia al sistema medico que nos maltrata y al mundo esceptico que nos desprecia y en aquella época parece ser que salvo un servidor nadie se atrevia a plantarle cara a aquel energumeno.
"La concepción materialista de la historia no tiene valor. Decir que sólo los hechos económicos y la vida material determinan y dan carácter al mundo, es una idea primaria de estudiante. La historia no se explica sólo por intereses materiales."

Pío Baroja.

Avatar de Usuario
Náufrago
Moderador
Mensajes: 1749
Registrado: 04 Feb 2010, 22:37

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por Náufrago » 16 Jun 2019, 15:21


Hola @Sanat Kumara ,

Todos los usuarios tenéis la opción de reportar un mensaje si consideráis que es inapropiado, transgrede las normas o resulta ofensivo ( tanto hacia uno mismo como ha sido en este caso, como hacia los demás).

Sencillamente nos pone sobreaviso mediante una notificación y podemos valorar la situación. No hay, necesariamente, ninguna consecuencia para la persona reportada salvo que así lo consideremos, según el caso.

Tú mismo reconoces que tu mensaje era agresivo, pues eso....

Entiendo la situación aquí y que los mensajes del compañero puedan desesperarte un poco, pero en este foro intentamos que todos los puntos de vista tengan cabida y el escepticismo no es malo "per se".

A mí me gustan tus aportaciones Sanat y me da pena cuando se empañan con las formas porque se desvía la atención de lo importante.

Respecto a aquél "psicópata" y "energúmeno" que mencionas, al que "solo tú plantabas cara", creo recordar que fue expulsado prácticamente al mismo tiempo que la compi Veronique y yo iniciamos nuestra etapa como moderadores, no?.

En fin, no tiene sentido seguir desviando este hilo. Mejor dejarlo aquí.

Un saludo.
DONAR al proyecto de Open Medicine Foundation (OMF)
End ME/CFS Project de Ron Davis con PayPal: https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?c ... H3E43LUP4G
---------------------------------------------------------
#NoalaGuíaINSS #MaltratoINSStitucional

Avatar de Usuario
Sanat Kumara
Mensajes: 498
Registrado: 06 Nov 2010, 19:06

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por Sanat Kumara » 16 Jun 2019, 16:38


Náufrago escribió:
16 Jun 2019, 15:21
Hola @Sanat Kumara ,

Todos los usuarios tenéis la opción de reportar un mensaje si consideráis que es inapropiado, transgrede las normas o resulta ofensivo ( tanto hacia uno mismo como ha sido en este caso, como hacia los demás).

Sencillamente nos pone sobreaviso mediante una notificación y podemos valorar la situación. No hay, necesariamente, ninguna consecuencia para la persona reportada salvo que así lo consideremos, según el caso.

Tú mismo reconoces que tu mensaje era agresivo, pues eso....

Entiendo la situación aquí y que los mensajes del compañero puedan desesperarte un poco, pero en este foro intentamos que todos los puntos de vista tengan cabida y el escepticismo no es malo "per se".

A mí me gustan tus aportaciones Sanat y me da pena cuando se empañan con las formas porque se desvía la atención de lo importante.

Respecto a aquél "psicópata" y "energúmeno" que mencionas, al que "solo tú plantabas cara", creo recordar que fue expulsado prácticamente al mismo tiempo que la compi Veronique y yo iniciamos nuestra etapa como moderadores, no?.

En fin, no tiene sentido seguir desviando este hilo. Mejor dejarlo aquí.

Un saludo.
Ok.Me voy a ceñir al tema del hilo y a intentar demontar el mito de que las amalgamas son seguras.

Este es un estudio del 2013 en el cual se demuestra que cuando se remueven las amalgamas sin un protocolo adecuado (taladro de bajas revoluciones,agua y mucha succion) los niveles de vapor de mercurio se disparan a lo bestia:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3850894/

Esto es de hace un año:

https://www.mcclatchydc.com/latest-news ... D8yiHJcA0s

Que cada cual saque sus propias conclusiones.
"La concepción materialista de la historia no tiene valor. Decir que sólo los hechos económicos y la vida material determinan y dan carácter al mundo, es una idea primaria de estudiante. La historia no se explica sólo por intereses materiales."

Pío Baroja.

JRipoll
Mensajes: 282
Registrado: 13 Nov 2017, 10:01

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por JRipoll » 17 Jun 2019, 12:56


Te podría listar no estudios, que al fin y al cabo sólo son herramientas, sino algo más útil: informes, entre ellos uno, extenso y detallado, realizado por los médicos de las minas de Almadén, quizá obligados por lo que era un clamor internacional en su momento, la mala salud de los trabajadores de las minas y la fábrica.
El debate, científico, medioambiental y laboral ya está cerrado, en parte gracias a esos informes, te lo resalto para que no creas que tratan de demostrar que el mercurio es inocuo, muy al contrario, dan mucha información acerca de los riesgos, y hoy ya nadie discute su toxicidad, por algo será que tanto la extracción como la utilización de mercurio tiene ya fecha de finalización, del mismo modo que la tuvo el uso de derivados orgánicos de plomo como antidetonantes, pero tú no tienes ojos mas que para lo que crees que te da la razón y dientes para lo que crees que te la quita. Eres incapaz de dar una lectura objetiva y sin sesgos, entenderías que yo no estoy poniéndome de la parte de nadie.

Pero el problema es más grave, yo no puedo entender que se insulte directamente a alguien en un FORO PÚBLICO, y menos aún si es un miembro que ya no participa. Si tienes alguna diferencia soluciónala con él por privado, no la pagues conmigo. Ya no digo nada de la cobardía que me parece insultar usando un seudónimo.

Avatar de Usuario
Sanat Kumara
Mensajes: 498
Registrado: 06 Nov 2010, 19:06

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por Sanat Kumara » 17 Jun 2019, 13:50


JRipoll escribió:
17 Jun 2019, 12:56
Te podría listar no estudios, que al fin y al cabo sólo son herramientas, sino algo más útil: informes, entre ellos uno, extenso y detallado, realizado por los médicos de las minas de Almadén, quizá obligados por lo que era un clamor internacional en su momento, la mala salud de los trabajadores de las minas y la fábrica.
El debate, científico, medioambiental y laboral ya está cerrado, en parte gracias a esos informes, te lo resalto para que no creas que tratan de demostrar que el mercurio es inocuo, muy al contrario, dan mucha información acerca de los riesgos, y hoy ya nadie discute su toxicidad, por algo será que tanto la extracción como la utilización de mercurio tiene ya fecha de finalización, del mismo modo que la tuvo el uso de derivados orgánicos de plomo como antidetonantes, pero tú no tienes ojos mas que para lo que crees que te da la razón y dientes para lo que crees que te la quita. Eres incapaz de dar una lectura objetiva y sin sesgos, entenderías que yo no estoy poniéndome de la parte de nadie.

Pero el problema es más grave, yo no puedo entender que se insulte directamente a alguien en un FORO PÚBLICO, y menos aún si es un miembro que ya no participa. Si tienes alguna diferencia soluciónala con él por privado, no la pagues conmigo. Ya no digo nada de la cobardía que me parece insultar usando un seudónimo.
Pues lista esos informes pero aun existiendo esos informes eso no quiere decir que el debate este cerrado respecto a la peligrosidad del mercurio de las amalgamas.Que el mercurio es venenoso se sabe desde hace cientos de años y ademas ese no el debate del hilo y lo sabes muy bien.El debate tiene que ver con el mercurio de las amalgamas.



Edito para comentar que he puesto a JRipoll en la lista de ignorados,de esta manera no vamos a tener mas encontronazos en el foro y no van a tener que intervenir los moderadores.No voy a leer lo que escriba y espero que el tampoco lea lo que escribo yo.
Última edición por Sanat Kumara el 17 Jun 2019, 14:25, editado 2 veces en total.
"La concepción materialista de la historia no tiene valor. Decir que sólo los hechos económicos y la vida material determinan y dan carácter al mundo, es una idea primaria de estudiante. La historia no se explica sólo por intereses materiales."

Pío Baroja.

JRipoll
Mensajes: 282
Registrado: 13 Nov 2017, 10:01

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por JRipoll » 17 Jun 2019, 14:18


A mí no me molesta personalmente, ya te he dicho por privado qué puede pasar si el insultado o difamado decide denunciarte, y créeme que con una captura de pantalla de tu comentario es suficiente para que se la acepten en Juzgados. Si yo fuera él como insinúas no me lo pensaría siquiera, redactar la denuncia son cinco minutos, presentarla en el juzgado, mejor que en comisaría, diez, y no hace falta abogado ni procurador. Que la cosa no pasaría de una indemnización y una multa de poca monta, pero a ti te iba a molestar seguro, y hay gente que ya está hasta el gorro de los trolls en internet y yo soy uno de ellos. Intenta aprender a discutir sin insultar.
Al final, no has conseguido más que alargar el hilo con un montón de texto que nadie va a leer, y de paso has creado un mal rollo que no veas. Y con tus alusiones una y otra vez a pesar de los ruegos y avisos me obligas a mí a contestar y a entrar en esta m... ¿Qué quieres, provocarme a ver si así entro a trapo y nos ponen un aviso a los dos? Bueno, pues venga, ya lo has conseguido. Y me has hecho perder a mí toda la mañana. Enhorabuena campeón, gente como tú es la que mueve los foros.

Avatar de Usuario
elipoarch
Administrador del Sitio
Mensajes: 4673
Registrado: 22 Nov 2009, 02:01

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por elipoarch » 17 Jun 2019, 16:32


Vale, esto pasa de castaño oscuro, y estáis agotando a los moderadores por no saber discutir y reaccionar como críos, o adolescentes testosterónicos.

Sanat, siempre que alguien no acepta tus argumentaciones, reaccionas con ataques 'ad hominem', es decir, contraargumentas (a veces), pero pones "la guinda" y desvías todo el hilo a dimes y diretes... Y otro hilo que se vuelve inútil.

Ripoll, me suelen gustar tus argumentaciones, aunque es importante entender que, si discutimos, siempre nos centremos en los hechos, no en disparar al mensajero. Tu mención del grupo de Facebook me parece improcedente aquí, e innecesaria. Un enfoque tipo "he visto analíticas de la misma persona con resultados casi contrarios (dejando el lugar fuera) sería más constructivo, y evitaría el subsiguiente mensaje negativo hacia un grupo que no participa aquí como tal.

Por lo demás, te diré una cosa, Sanat: tu mención a Emilio Monís està totalmente fuera de lugar, y te va a costar una advertencia. Y te aclararé algo: si se expulsó a Emilio de este grupo no fue porque sus aportaciones no me parecían válidas (que la inmensa mayoría lo eran, y mucho, en mi opinión, porque -se equivocara o no en sus apreciaciones- se molestaba en contrastar todo lo que argumentaba y aportar datos muy interesantes). Se le expulsó porque, de tanto en tanto, aquellos contra quiénes argumentaba atacaban 'ad hominem', y él, en vez de ignorarlos, se lanzaba al cuello, y se desviaban los temas, se agotaban los moderadores y administradores (que todos somos enfermos en grado severo) y no dábamos abasto a apagar todos los fuegos. Aplícate el cuento, por la parte que te toca.

Lo he dicho mil veces, por activa y por pasiva... aquí se viene a argumentar y discutir, no a pelearse como en el patio de un colegio. Sí no sabéis participar en un foro, quedaos en Facebook a pelear.

Otra cosa: aquí se habla de todo, sí, pero este foro no va de defensa o defenestración de las amalgamas, el Mercurio o la invasión de los extraterrestres. Va de Encefalomielitis Miálgica / Síndrome de Fatiga Crónica, y sus enfermedades anexas, en menor medida. Si por estos temas periféricos se va a la mierda la utilidad de este foro, seré yo misma la que, contra mi propia naturaleza, decida ceñir EXCLUSIVAMENTE los temas del foro a estas enfermedades. Observo con gran pena que, desde que yo no puedo participar como lo hacía, NINGUNO de los estudios que se están publicando sobre nuestra enfermedad se publican en el foro y se discuten (o casi ninguno)... Nos limitamos a publicar aquí temas adláteres o triviales, como si estuviéramos en Facebook... Éste no es el cometido de este foro. Este foro se creó para que los enfermos tuvieran una referencia de las últimas investigaciones publicadas y se mantuvieran al día de los avances de la enfermedad, y para que se pudiera discutir sobre dichos avances, las propias teorías, tratamientos oficiales y extraoficiales, experiencias en primera persona de los enfermos... Excepto unos pocos foreros, que se cuentan con los dedos de una mano, constato con una pena inmensa que la investigación actual no interesa 'catalogarla' aquí y discutirla, sino compartir artículos en cualquier grupo de Facebook (la mayoría ocultos o cerrados o como se llame), donde 'pasan de moda' en unos pocos días... En lugar de hacer un pequeño esfuerzo y traer el tema al foro para que esté disponible de un modo sistemático al alcance de tantos enfermos como sea posible cuando quieran, preferimos hacer un simple clic, que no sirve para nada, porque de aquí a dos días ya no se podrá leer, enterrado en la inmediatez de Facebook, y limitado a los participantes de ese grupo (y hay tantos como setas en el campo, con lo que la información desparece y se disgrega). Me pregunto si vale la pena mantener el foro activo para lo que se publica y se discute en él últimamente. En vez de pelear como criaturas, reflexionad sobre ésto.
VINCIT QUI SE VINCIT (Vence quien se vence a sí mismo)
EX NOTITIA VICTORIA (En el conocimiento reside el triunfo) 12
(tomado prestado de un amiguete... gràcies, Fran)
___________

DONA al Estudio de Biomarcadores para EM/SFC en el Centro de Investigación Médica Aplicada de la Clínica de Navarra:
El EM/SFC como Posible Inmunodeficiencia Adquirida https://helpify.es/comunidades/todo-por ... a-cronica/
ENTRE TODOS PODEMOS!!! :V: :V: :V: :V:

Avatar de Usuario
Sanat Kumara
Mensajes: 498
Registrado: 06 Nov 2010, 19:06

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por Sanat Kumara » 17 Jun 2019, 17:31


Bien.Estoy de acuerdo con tu mensaje @elipoarch .Por mi parte me moderaré y no saltaré al cuello de ningun forero salvo casos muy excepcionales en los cuales se digan absolutas burradas o se falte gravemente al respeto de los enfermos.Y pido que se pida lo mismo para las demas personas y que no se establezcan prioridades sobre a quien se le debe sancionar y a quien no.Y digo esto (va para todos los moderadores) por que se deberia regular el tema de los mensajes privados ya no se deberia permitir desde ahora que se manden mensajes privados insultando a otro miembro del foro.Ya me conoces y sabes que yo sere vehemente y tal pero las cosas las digo siempre a la cara.Tuve discusiones en el pasado con otros miembros del foro y nunca acabé mandandoles privados de ese tipo.Se deberia poder cortar eso de alguna manera y a quien realice ese tipo de golpes bajos sancionarlo.Y editare mi alusion a esa persona (si alguien me explica como editar ese mensaje en particular).

Y si.Por desgracia la mayoria de los enfermos prefieren facebook y se deja de lado el foro.En facebook por desgracia se suben articulos o estudios que enseguida quedan enterrados por nueva informacion y se pierden en las profundidade de los grupos.
"La concepción materialista de la historia no tiene valor. Decir que sólo los hechos económicos y la vida material determinan y dan carácter al mundo, es una idea primaria de estudiante. La historia no se explica sólo por intereses materiales."

Pío Baroja.

Tir na nog
Mensajes: 39
Registrado: 06 Ene 2018, 02:07

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por Tir na nog » 17 Jun 2019, 19:15


Sanat, yo estoy contigo.

"Yo soy uno de los co-creadores (por llamarlo de alguna manera) de ese grupo de facebook en el cual se esta ayudando a mucha gente que lo esta pasando muy mal a causa del mercurio de las amalgamas.Varias personas que escribian en el grupo han mejorado siguiendo las indicaciones o los comentarios de las personas que anteriormente pasamos por ese mismo infierno y escribimos allí tambien.Una de esas personas a la cual conoci personalmente pasó en un par de años de perder su trabajo y estar postrada en una cama a estar ahora asintomatica y trabajando para una multinacional.Si hiubiera hecho caso a entorno medico y familiar habria acabado colgado de algun arbol del parque de su barrio.Esas analiticas que JRipoll desprecia le ayudaron a saber por donde tirar y que suplementos tomar y esos comentarios que segun JRipoll son para renegar de la humanidad le ayudaron bastante más que los comentariuos y las indicaciones de los medicuchos de turno.JRipoll toma la parte por el todo para desacreditar todo lo que se dice en ese grupo,algo muy tipico de los escepticos y que uno esperaría leer en el blog de un tipo como Luis Alfónso Gámez pero no en este foro."

Lo secundo, no las referencias a JRipoll, pero si en el resto. Totalmente.

Saludos

Avatar de Usuario
elipoarch
Administrador del Sitio
Mensajes: 4673
Registrado: 22 Nov 2009, 02:01

Re: Amalgamas ¿ Se pueden mezclar con empastes normales ?

Mensaje por elipoarch » 18 Jun 2019, 00:11


Sanat Kumara escribió:
17 Jun 2019, 17:31
se deberia regular el tema de los mensajes privados ya no se deberia permitir desde ahora que se manden mensajes privados insultando a otro miembro del foro
Nuestro trabajo es moderar el foro, no los mensajes privados, puesto que nosotros no los vemos. No tengo inconveniente en que, si algún miembro os incomoda seriamente por privado, que reportéis sus mensajes. De este modo, también podremos conocer mejor a los foreros que no respetan las normas del foro en privado, y tomar decisiones informadas respecto a ellos. Evidentemente, no sin contrastar lo informado.

Eso sí,os conmino a algo muy práctico: si alguien os envía un mensaje privado desagradable hay otra cosa muy útil que podéis hacer: ignorarlo. Y ni siquiera hablo de ponerlo en la lista de ignorados, hablo de no abrir ningún mensaje suyo más. Si quiere algo, que lo publique en abierto, con luz y taquígrafos. No serás la vaquilla si no entras al trapo. Es así de sencillo.

Por mi parte, y como habéis reventado este hilo, lo cierro. A ver si conseguimos no tener que cerrar ninguno más.
VINCIT QUI SE VINCIT (Vence quien se vence a sí mismo)
EX NOTITIA VICTORIA (En el conocimiento reside el triunfo) 12
(tomado prestado de un amiguete... gràcies, Fran)
___________

DONA al Estudio de Biomarcadores para EM/SFC en el Centro de Investigación Médica Aplicada de la Clínica de Navarra:
El EM/SFC como Posible Inmunodeficiencia Adquirida https://helpify.es/comunidades/todo-por ... a-cronica/
ENTRE TODOS PODEMOS!!! :V: :V: :V: :V:

Cerrado